¿QUÉ ME APORTA HACER UN CURSO?

Actualizado: 23 de sep de 2019


Un curso me aporta hacer realidad mis ilusiones, tener un espacio para mí, cambiar rutinas, hacer cosas nuevas, conocer otras personas, sentirme realizad@,....

¿Hacer un curso a mi edad? pero... ¿para qué? Son dos preguntas habi- tuales, que evidentemente tienen respuesta.


Nuestro día a día está lleno de obligaciones (trabajo, familia, casa, etc.) y realmente disponemos de poco tiempo para nosotros mismos y para hacer las cosas que nos gustan.

La rutina hace que en muchas ocasiones acabemos por dedicar gran parte del tiempo a cosas seguramente necesarias, pero que no nos llenan.

Y en cambio, a todos nos encanta aprender cosas nuevas, si es de forma amena, próxima y pedagógica.


A continuación te plantemos qué te aporta apuntarte a un curso:


1- Hacer realidad mis ilusiones:

Todos tenemos intereses personales, cosas que siempre nos han gustado y que de vez en cuando nos decimos "a ver cuando le dedico un poco de tiempo". Pero claro, lo urgente se impone y al final lo que realmente nos gusta queda aparcado. Apuntarse a un curso es el primer paso para hacer realidad nuestras ilusiones.


2-Tener un espacio para mí y mis proyectos:

Apuntarse a un curso permite reservar en nuestra agenda un espacio para realizar estos proyectos, para garantizar que pueden hacerse realidad. Además, estamos reservando en nuestra agenda un espacio que es realmente para nosotros y nuestras ilusiones.


3- Cambiar rutinas y hacer cosas nuevas:

¡No hay nada como hacer cosas nuevas para sentirse vivo!  Y es que la rutina es el peor de los aliados para sentirnos contentos e ilusionados. Haciendo cosas nuevas descubrimos sensaciones que habíamos olvidado, nos permite relacionarnos de otra manera y nos da un enfoque nuevo a todo lo que hacemos.


4-Conocer otras personas a las que les gusta lo mismo que a mi:

Los cursos permiten conocer a otras personas que tienen las mismas ideas y proyectos que nosotros, con las que compartir experiencias, aprendizaje e ilusiones. En un mundo en el que cada vez hay menos relaciones personales, poder aprender codo a codo con otras personas es una experiencia única.


5- Tener más y mejores capacidades

Hacer un curso me permite formarme en la materia que he elegido, pero además me motiva intelectualmente, mejora mi capacidad intelectual en general, amplía mi visión del mundo y me da mayor seguridad como persona. Y es que el solo hecho de hacer un curso reactiva todo nuestra inteligencia y nuestras habilidades generales para aprender y reflexionar.


6- Ampliar mi currículum

Toda formación nos permite mejorar nuestra capacidad personal, nuestras habilidades y por tanto nuestra capacitación personal. El solo hecho de volver a formarme me permite recuperar mi capacidad para aprender cosas nuevas y eso me servirá en cualquier ámbito profesional. Pero además, si te formas en aquello que te gusta, te puede servir en el futuro para poder trabajar en cosas que te hacen ilusión.


7- Sentirme realizado

Hacer lo que a uno le gusta, ponerse nuevos retos personales y lograrlo, disfrutar aprendiendo y poderlo compartir con otras personas es una experiencia única, que nos hace sentir mejor.


Autora: Mª del Mar Tort i Casals



  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Icono social Instagram
  • Pinterest Social Icon
  • Twitter Social Icon

c/ Muntaner 45

08036 Barcelona

Tel. 93 539 03 96 / 93 209 56 30

escola@escolamarilocasals.com